CASTELLANO, Cuadernos de viaje

Sara y Sergio, voluntariado y cantera Abay

Pisar suelo etíope produce una mezcla de sensaciones inesperadas. Difícil predecir lo que podemos llegar a sentir al bajar de un avión pero fácil recordar una vez sucede. Emoción y entusiasmo son dos adjetivos que pueden acercarse a la definición de ese momento.

Entusiasmo porque viajar de cooperante con Abay no es una experiencia cualquiera. Os contamos el por qué: ABAY es una ONG que apuesta por los jóvenes. Nos lo hace fácil. Es una maravilla completar cualquier tipo de trámite previo a la estancia de voluntariado cuando te sientes querido y notas constantemente que aquello por lo que viajas tiene un sentido.

Enorgullece saber que esos días serán un pequeño camino a andar dentro de un largo viaje en marcha desde hace ya algunos años.

El completo sentido previo al viaje lo pone el magnífico grupo de trabajo que forman en cada proyecto que la ONG tiene en marcha. Creemos que para completar un voluntariado de éxito, es esencial introducirte en previamente en aquello en lo que quieres aportar, empaparte de la información de todo lo que lleva a cabo la ONG con la que colabores y le pongas idea y nombre a todo aquello en lo que estás dispuesto a trabajar sobre el terreno. Pues bien, por eso afirmamos que Abay lo pone fácil, porque la facilidad que el grupo humano que lo compone tiene para conseguir todo ello es espectacular.

sergio11111

Emoción porque, retomando esas sensaciones producidas al bajar del avión, pueden llegar a ser contradictorio los pensamientos que afloran. También por lo difícil que es saber como serán los días posteriores en un entorno tan diferente, donde la sociedad en la que vivimos dista muchísimo de la que acabamos de llegar.

Son muchas las cosas positivas de colaborar con una ONG que desarrolla proyectos en una determinada zona. ¿Lo mejor? Nosotros nos quedamos con el lujo que vivimos al poder interactuar con los habitantes de Gaba, con las maestras, con los peques inmersos en el programa de apadrinamientos y con sus familias, con los y las huéspedes de la casa ISA de Addis Abeba, con los deportistas de las escuelas deportivas, con los pequeños canguritos…

Abay consigue penetrar muy dentro del voluntario. Ahora, cada vez que ayudemos en eventos solidarios como por ejemplo la carrera anual In Real Time, podremos imaginar el ambiente de allí, el clima, las personas… Ahora, cada vez que leamos las novedades de los proyectos, podremos poner rostro a los beneficiarios. Porque poner cara y ojos a lo que se hace es fundamental para trabajar con mas ahínco y motivación.

SARA

Si, todos estamos de acuerdo en que la situación en muchas partes del mundo puede mejorar y nos gustaría cambiarlo. Para favorecer el cambio hay que ponerse en marcha, es esencial aportar nuestro granito de arena sea en el lugar sea. Abay es la unión de muchos granitos de arena que están consiguiendo que una comunidad con el nivel socioeconómico más bajo que existe, tenga nuevas y muy buenas oportunidades para mejorar de forma considerable.

A nosotros, Abay nos ha dado la oportunidad de formar parte de un proyecto de cambio. Un proyecto que con acciones de actuación muy concretas, consigue mejorar el día a día la vida de muchas personas. Los 15 días en Etiopía nos han ayudado a darnos cuenta de que es necesario abrir siempre mente y ojos, a valorar y a querer todo lo que tenemos de una forma más intensa. Es nuestro primer (Sara) y segundo viaje (Sergio) a Etiopía, pero ya podemos asegurar que no será el último.

Animamos a los indecisos en general y a los jóvenes formados y/o en proceso de formación en particular, a llevar a cabo un viaje así, donde tendréis la posibilidad de encontraros y de encontrar a estupendas personas en vuestro camino. Estamos convencidos de que hay siempre un trabajo, proyecto o campo en el que cada uno de nosotros tiene un perfil para poder aportar.

Sara y Sergio

Anuncios
Estándar